Solo traduzco del inglés al español, que es mi lengua materna.

 Solo acepto los trabajos para los que me encuentro capacitada y en los que puedo ofrecer la calidad adecuada dentro del plazo convenido.

 Me comprometo a mantener la confidencialidad de toda la información que me proporcione el cliente.

 Salvo que el cliente me proporcione otras directrices, siempre respeto las normas gramaticales y ortotipográficas oficiales vigentes divulgadas por la Real Academia Española y la Fundéu. Del mismo modo, procuro respetar las recomendaciones de estas instituciones con relación a los neologismos y las adaptaciones de los extranjerismos.

 Respondo a los correos en menos de una hora dentro del horario de oficina (consulte mi horario de oficina en el pie de página).

 Asimismo, suscribo el código deontológico de la Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes (ASETRAD), a la que pertenezco.